Una cocina versátil en madera contrachapada

Si me seguís hace tiempo ya debéis saber lo que me gusta el contrachapado. Madera de calidad montada en capas que permiten mayor flexibilidad en los componentes sin perder las mejores cualidades de la materia prima. No es la primera vez que os muestro el ejemplo de una estancia en la que este revestimiento es protagonista. Hoy se trata de una cocina que nos puede dar muchas ideas para cualquier cocina estándar.

La primera, claro, el material. Normalmente tendemos a buscar los materiales que ya conocemos porque de un modo u otro se han hecho populares, y además trabajamos con materiales en parcelas estancas. La tarima para el suelo, el hormigón en los pilares, el azulejo en el entrepaño, el contrachapado en muebles de diseño y la armarios de cocina siempre laminados o lacados. Sin embargo, si damos una vuelta a estos conceptos, podemos encontrar soluciones que encajan con las particularidades de nuestros espacios y nos ayudan a tener función y diseño optimizados, muchas veces por precios más asequibles de lo que imaginamos. Toda esta cocina está fabricada en abedul, con su característico color claro. En los armarios y frentes, la madera se ha tratado con una lejía especial para blanquearla, y en suelos y estantes se ha utilizado una variedad especialmente robusta de la misma familia.

La segunda idea interesante es la del tratamiento de las instalaciones. Como primer ejemplo, la campana extractora. Prácticamente invisible, la cocina dispone de una campana, posiblemente de recirculación, empotrada y simulada en un estante de madera contrachapada. La campana es de los pocos elementos que llenan el paño superior de la cocina. El resto, lo recorre un único estante que marca una continuidad en todo el perímetro de la cocina. Bajo este estante y prácticamente imperceptibles se han empotrado pequeños focos Led que iluminan toda la superficie de la cocina. Por cierto, toda la superficie se ha cubierto con una lámina de acero inoxidable.

Tercer elemento a contemplar, el más llamativo, la isla central. Una isla portátil, que dispone de almacenamiento y encimera, y que se desplaza con ruedas. ¡Me encanta! Una solución práctica, ligera y visualmente muy equilibrada. Son ruedas de carro, muy fáciles de instalar, y permiten que la isla pueda moverse por toda la estancia incluso retirándola del espacio si fuera necesario.

Como detalle inesperado, destaca el juego de luminarias con pantallas clásicas que se ubica en el extremo abierto del espacio. Esta zona se utiliza para ubicar la mesa de comedor, de modo que este elemento decorativo se convierte en protagonista. Y por curiosidad de esta cocina. ¿Sabéis dónde se ubica? Está en Inglaterra, en los Cotswolds. ¿Recordáis mi viaje del año pasado?

¿Qué os parece la cocina? ¿Os gustan las cocinas con isla?

Fuente: Houzz

Comentario

  • carolina

    me encanta el aire que le dar el contrachapado. Siempre tan inacabado que segun el diseño y estilo…queda espectacular y minimalista.
    Esta cocina es una gozada. Puedes disponer de un mueble auxiliar o una isleta tan solo empujando.
    un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.