No sé qué vino antes, el huevo o la gallina. No sé si fue primero el papel pintado de Ferm Living o la tendencia, pero lo cierto es que desde hace dos años, las paredes de los cuartos de niños más estilosos se han llenado de rombos. Lo último está siendo trasladar estas figuras geométricas a otras estancias, fuera de...