Todo vuelve, es evidente. Y en decoración también. Como las encimeras de mármol. Cuando todavía seguimos adorando el Corian y sus similares (personalmente, me encanta), vemos asomar en las cocinas más trendy del mundo el revival del mármol. Pero nada de mármoles oscuros, terracotas o burdeos. De momento, nos quedamos con el más luminoso de todos: el blanco con la veta...