Cuando en decoración nos salimos de los tonos blancos, beiges, grises o tostados, parece que siempre hablamos de atrevimiento. Sin embargo, hay colores que pueden resultar tan clásicos y combinables como cualquiera de los neutros, sin perder intensidad y luminosidad. El amarillo mostaza es uno de esos colores. Aunque pertenece a la gama de los amarillos, y por lo tanto hay...