REVISTA DE DECORACIÓN PARA PERSONAS CREATIVAS, CURIOSAS Y DIVERSAS

PROYECTO: Space Factory

FOTOGRAFÍAS: Hervé Goluza

Por: Isabel Escauriaza 

En esta sección de Casas con firma recopilamos los proyectos de interiorismo que más inspiradores nos parecen, y preguntamos a los interioristas sobre los elementos más importantes. Esta semana, he entrevistado a Ophélie y Edouard, creadores de Space Factory, sobre este piso tan increíble que diseñaron en París.

En el apartamento se renovó absolutamente todo, no se dejó nada, excepto los elementos estructurales.

Space Factory es un estudio de diseño de interiores con sede en París y que se define por la «creación de espacios sensibles«. Sus proyectos se caracterizan por añadir un enorme valor al espacio, tanto estético como funcional, porque como ellos mismo declaran: «no importan los metros cuadrados que haya, si no lo que hacemos con ellos». Así, en sus diseños consiguen modificar la percepción de los espacios, juegan con los volúmenes, el equipamiento y el mobiliario para optimizar los metros cuadrados.

Los clientes eran en origen una pareja con un gato, pero nada más mudarse vino un nuevo miembro a la familia, así que las necesidades eran claras. La distribución del piso de unos 100m2 debía incluir dos dormitorios completos y un espacio de trabajo independiente. Además, según nos han contado Ophélie y Edouard, «los clientes querían una amplia zona de estar».

En el apartamento se renovó absolutamente todo, no se dejó nada, excepto los elementos estructurales.

«A los propietarios les encanta el arte y tienen una pequeña colección, así que nos inspiramos en la idea de una galería de arte«, nos cuentan desde el estudio. El planteamiento fue crear un espacio en blanco con distintos puntos de atención. «La idea fue convertir algunas de las piezas de mobiliario y sus necesidades en las obras de arte que se exhiben en el espacio; como la isla de la cocina, el techo del comedor, o la bañera elevada sobre una plataforma».

Para crear estos elementos de acentuación, uno de los recursos que emplearon los diseñadores fue el color. «Queríamos basarnos en colores muy puros, casi primarios, como un rojo intenso y el azul profundo de la entrada a la vivienda». En contraposición, utilizaron los tonos pastel del terrazo de la cocina y el rosa suave del tapizado de las sillas de comedor, para rebajar un poco el efecto de los colores saturados.

PUBLI

Cuando planificaron la distribución, decidieron aprovechar e intensificar el paso de la luz natural abriendo el espacio central de la vivienda, creando así una circulación cruzada de la luz desde los dos flancos de la casa. Además, ubicaron la zona de estar frente a los grandes ventanales que tiene el apartamento.

Según Ophélie y Edouard, el mayor reto a la hora de realizar este proyecto fueron los detalles: «el conjunto de toda la propuesta de diseño era bastante minimalista, así que teníamos que asegurarnos que la ejecución de los acabados y detalles era perfecta».

¡El resultado del apartamento, desde luego, es maravilloso! ¡Mil gracias a Ophélie y Edouard por contárnoslo!