Lo de siempre, todo pasa y todo vuelve. Y ahora que el inefable terrazo está escapando de los pasillos del colegio para volver a las casas más estilistas, bueno es fijarse en otras tendencias más silenciosas pero que poco a poco van asomando a golpe de fotos irresistibles. Primero fueron los suelos blancos, luego los negros, después el roble, y ahora,...