Parece que cada diez años nos toca renovarnos, y todo lo que se ha llevado o hemos visto durante una década empieza a quedarse obsoleto. Ahora tengo esa sensación con las campanas extractoras. Resulta que durante años, toda casa moderna que se preciara tenía que tener su gran campana exenta de acero inoxidable, con aspecto industrial, o cuando menos, algún...