Desde hace unos años hemos sido testigos del retorno del papel pintado en paredes. Floreados, rayados, geométricos o con pequeños estampados, han vuelto a conquistar las paredes de todas las estancias de la casa. El papel pintado tiene innumerables ventajas. Resulta fácil de colocar, se puede limpiar, disimula imperfecciones y ofrece numerosos acabados. Sin embargo, la investigación con distintos materiales y acabados...