Siempre pensando en nuevas alternativas para decorar la habitación de mis hijos. Les he cambiado el color de las paredes dos veces en el último año, el pintor está encantado, mi marido no tanto. No lo puedo evitar, me encanta la decoración y una vez has cambiado el jarrón y las alfombras del salón mil veces, empieza a tocarle a...