Cuando llegan estas fechas siempre me dan unas ganas tremendas de hacer una fiesta en el jardín. La pena es que no tengo jardín (sigo con mi dilema "afueras o centro ciudad"), ni siquiera aire acondicionado para recibir a los invitados en casa, lo que hace muy difícil que estemos más de cuatro personas en casa a la vez sin...