Comedores

La falta de espacio en una casa es el caballo de batalla de muchos de nosotros. No solo es una cuestión de metros, cierto es que las viviendas en general se construyen más pequeñas que hace algunas décadas. También tiene mucho que ver el hecho de que casi todos queremos que no nos falte nada en casa. Pues bien, en Ebom...

A menudo, cuando miramos fotos de decoración, sentimos que nunca seremos capaces de tener esos espacios, como comedores o salones, en casa. Bien porque nuestra casa es pequeña, porque no tenemos suficiente luz, porque a nosotros no nos cabe ese mueble, porque nuestra mesa es más fea, etc. Pero lo cierto es que en el mercado tenemos opciones para comprar...

Sabemos que es el color de tendencia de este año, pero nos resistimos a utilizarlo en casa. Hay que tener las ideas muy claras para atreverse a utilizar el negro como color protagonista en decoración, pero una vez que nos decidimos el resultado puede ser francamente espectacular. ¿Y qué mejor momento que el otoño para probar una de estas soluciones?...

Seguimos con nuestra serie de inspiración por estancias para esta semana de vacaciones. Nos centramos en esas zonas de la casa a las que con frecuencia no prestamos mucha atención, pero que significan cambios radicales cuando decidimos esforzarnos para componerlos adecuadamente. Hoy le toca el turno al comedor. Por que...

Hace unas semanas os hablé en un post de los muebles y detalles infantiles de Kalma y Violeta, diseñados por Mar Gómez. Entonces os conté que Mar es socia de Pierre Witteveen en Studio Marttell, firma bajo la que diseñan las mesas que os muestro a continuación. Se trata de mesas de todo tipo (centro, comedor, escritorios, auxiliares, etc.) fabricadas en acero...

Olga, una amiga, me acaba de hacer una consulta sobre mesas de comedor. Necesita comprar una y quiere algo, a buen precio, pero que no sea IKEA (no por nada, sólo por cambiar).Yo le he hecho una pequeña selección, aparte de recomendarle el outlet de El Globo en San Sebastián de los Reyes, que es donde yo encontré la mía...