Decoración: trucos y consejos para ahorrar energía en casa

La decoración de un hogar es una parte fundamental a la hora de comunicar el estilo de un hogar y sus inquilinos. Pero además de cumplir la función de ornamentar las diferentes estancias, estos objetos pueden utilizarse con un doble cometido: ahorrar energía. ¿Cómo lograrlo? En este artículo explicamos cómo utilizar algunos objetos, que pueden pasarnos inadvertidos, para reducir nuestro consumo. Hecho que agradecerá nuestra factura y el planeta.

Escoger tarifas baratas que trabajen con energías renovables

En primer lugar, antes de comentar algunos trucos y consejos para ahorrar energía en casa, el primer paso que ha de dar un cliente que se preocupa por el medioambiente es buscar una tarifa eléctrica cuya fuente de energía sea renovable. Ante la compleja cuestión de qué compañía de luz contratar, al cribarlas por aquellas que tengan tarifas verdes la lista se reducirá. Por otro lado, no solo es importante fijarse en el planeta, también en la economía personal ya que ahorrar unos cuantos euros cada mes se aprecia al final de año. Si te encuentras, por ejemplo, en la tesitura de tener encontrar entre todas las compañías de luz y gas las más baratas estudia bien las opciones antes de contratar unas de las más de 200 compañías de luz y gas que compiten del mercado libre.

En esta misma línea, no solo es posible ahorrar dentro del hogar, también se puede hacer fuera gracias al uso de los coches eléctricos. En este caso, Iberdrola y otras comercializadoras ofrecen planes adaptados para que resulte más económico recargar estos vehículos por la noche. Si estás interesado en esta modalidad puedes llamar al teléfono de Iberdrola Gijón o de cualquier otra ciudad española para informarte. O recurrir a la atención al cliente en la oficina de Iberdrola Gijón o la compañía elegida.

¿Cómo ahorrar con la decoración?

A priori puede resultar un tanto extraño que se pueda ahorrar con la decoración del hogar, pero en cuanto te contemos estas cinco opciones lo entenderás. Estos son los objetos con los que puedes reducir tu consumo energético:

– Lámparas. Son unos elementos básicos en cualquier espacio, no obstante, en una casa cobran gran importancia. En algunas ocasiones, los usuarios no compran aparatos de iluminación con muchas bombillas aunque les gusten mucho porque consideran que “gastan mucho”. Pero no es cierto. Si se utilizan bombillas de bajo consumo o LED podremos tener lámparas bonitas sin un gasto excesivo.
– Velas. En la misma línea de las lámparas, es posible apagar las luces cuando se están realizando tareas para las que no se requieren, como ver la televisión. Con unos candelabros o farolillos originales le daremos un ambiente especial a nuestra casa y no dejaremos de estar iluminados.
– Cortinas. En aquellos domicilios donde no cuentan con cortinas suelen dejar sus persianas bajadas durante gran parte del día para tener intimidad. De esta forma, la luz natural no entra en las estancias y se depende durante muchas horas de luz artificial, lo que se refleja en la factura. Con unas cortinas (hay mil modelos y se pueden combinar de muchas formas) que eviten miradas indiscretas podremos disfrutar de la luz solar.
– Alfombras. A través de estos objetos se elimina gran parte del frío que se transmite por el suelo. Según los expertos, tener alfombras en casa puede suponer hasta un ahorro del 25% en la calefacción.
– Cojines burletes. No somos conscientes del calor o frío que entra a través de las ranuras inferiores de las puertas. Por ello, la opción de comprar un cojín burlete para colocarlo en la puerta de entrada actuará como aislante térmico y es la mejor excusa para colocar a unos simpáticos perros o cualquier otro tipo de dibujo. Hay diferentes pinturas a elegir.

En esta misma línea, la Unión Europea lanzó este mismo año una serie de recomendaciones para ahorrar energía en los edificios que se pueden consultar aquí.

No hay comentarios

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.