Proyecto: un salón pequeño, dos opciones

Hace ya un año y medio que conceptualizamos este salón para un proyecto de decoración online. La necesidad inicial del proyecto consistía en actualizar y redecorar el espacio destinado a salón y comedor en un piso pequeño.

Lo primero que hicimos fue, como siempre, enviar el cuestionario al cliente para entender sus necesidades. La respuesta fue sencilla: un espacio de estar para una persona soltera y quien de vez en cuando recibe a sus amigos en casa.

El cliente en cuestión respondía al siguiente perfil:

– Mujer
– 35-45 años
– Residente en una ciudad pequeña.

Estas serían las dos opciones que le presentamos, sobre todo para jugar con las posibilidades de distribución.

En la primera, trasladamos el salón a la zona más amplia del espacio, la que está nada más acceder por la puerta (¡si hubiéramos podido reformar, hubiéramos eliminado este tabique!). Así podemos ubicar un sofá esquinero enorme, todo tapizado en un tejido en rosa suave.

Para la zona de comedor, una mesa redonda de pie central ayuda a tener flexibilidad con el número de comensales. Esta en concreto es de 120 cm de diámetro y permite acoger hasta seis comensales holgadamente (incluso alguno más dependiendo de las sillas). Además, conseguimos aumentar la zona de almacenaje con un armario aparador.

En los dos casos, y dada la falta de puntos de interés en la construcción, decidimos crear elementos de atención y ruptura en la “caja”. En esta primera propuesta, instalamos unas finas molduras lineales pintadas de negro para enmarcar el espacio, y empapelamos el techo con un papel oscuro, metalizado y con dibujo geométrico.

En la segunda opción nos mantuvimos conservadores respecto a la distribución. Dejamos el comedor en la zona de acceso (siempre es bueno mantener el comedor cerca del acceso desde la cocina, porque hay que trasladar menaje y comida en el camino). Y dejamos al lado de la ventana la zona de estar.

Para crear más zonas de asiento, añadimos una butaca y una banqueta baja con patas en aspa frente a la ventana, para que no se interponga visualmente. En el centro de la zona de estar la mesa es lo suficientemente amplia como para permitirnos prescindir de mesas laterales. Y a esto añadimos los apliques de pared que nos liberan las superficies.

¿Qué os parece? ¿Cuál de las opciones os gusta más?
¿Os atreveríais a pintar los techos?
¡Espero vuestras ideas y consultas!

(*Si quieres consultarnos sobre los productos y acabados que utilizamos en los proyectos, escríbenos a ebom@ebom.es y te facilitaremos presupuestos personalizados.)

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.