Año nuevo, casa nueva

Año nuevo, casa nueva

Si es que ha empezado el año y yo todavía no os he dicho ni hola. Y esta vez debo deciros que ha sido por falta de tiempo, y recursos. El 2018 ha arrancado para nosotros con “casa nueva” y desde luego el último mes ha sido un período de trabajo intenso. Poco a poco os iré contando cuáles han sido los distintos retos a los que nos hemos enfrentado y cómo hemos ido instalándonos en el nuevo espacio, pero reconozco que no ha sido fácil.

 

Ahora sin embargo, toca volver a la realidad, “salir de la cueva” en la que he estado las últimas semanas (cueva literal, porque atravesar algunas estancias de la casa era muuuuy complicado). Y como tengo la sensación de estar retomando un montón de energía después de tanto esfuerzo, no quiero que se me escape y que sin darme cuenta me atrape la primavera. Así que manos a la obra de vuelta al trabajo.

En ese sentido el 2018 ha arrancado con una noticia extraordinariamente buena. Por segundo año consecutivo me han concedido el premio Best of Houzz en la categoría de diseño. Aquel cuarto de jugar que diseñé con muy poquito espacio disponible es uno de los favoritos de los millones de usuarios de la plataforma. Y yo encantada, lo confieso.

Sólo espero que este año me traiga más proyectos, pequeños, medianos, ¡y por qué no! ¡grandes! El 2017 ha tenido un balance positivo en este sentido y espero que el 2018 sea un año de “continuación”. Ni más ni menos.

Así que… ¡¡¡manos a la obra!!!

No hay comentarios

Añadir un comentario