Un rincón tropical en Edimburgo, ¿quién se apunta?

Un rincón tropical en Edimburgo, ¿quién se apunta?

Viajar a Escocia y alojarse en un hotel con un interior principalmente tropical parece poco probable, pero eso es lo que han conseguido los arquitectos Grzywinski y Pons en el Eden Locke, un hotel de 72 habitaciones en Edimburgo.

La pedregosa fachada del edificio de estilo georgiano contrasta con el interior vestido de plantas tropicales, mobiliario de madera y caña y una paleta de colores neutra -en las zonas comunes-.

El resultado, una aparentemente incongruente mezcla de estilos, donde la arquitectura y la decoración logran cederse el protagonismo la una a la otra con más naturalidad de la que a priori se podía esperar.

En las áreas de espacio público se han usado sillas de madera y caña junto con plantas tropicales. Las paredes están pintada en verde claro, acompañando al resto de tonos neutros: blanco, tierra, madera… que visten la mayoría de los elementos de decoración y el mobiliario.

Los techos altos y las enormes ventanas dejan entrar la luz a raudales, iluminando todo el espacio.

El renovado edificio del siglo XVIII cuenta con un añadido que se construyó en el siglo XX, este es el área donde se encuentran las habitaciones. Y es aquí donde los arquitectos se decantan por una mezcla de estilos, algunas zonas tienen un estilo francés, otras georgiano y, en algunas estancias, se puede encontrar una decoración moderna y contemporánea.

El uso de colores neutros continúa en las habitaciones y cuartos de baño, pero se rompen con lacados brillantes, que podemos ver en las puertas, de un amarillo intenso.

Y lo más interesante es que este eclecticismo encaja en cada uno de los rincones de este hotel. Por eso nos gusta y te lo hemos mostramos. Espero que hayas disfrutado el recorrido tanto como nosotras.

Lo encontramos en yellowtrace.com, con fotos de Nicholas Worley.

No hay comentarios.

Añade un comentario