¿Quién quiere vivir en una casa sobre un lago?

¿Quién quiere vivir en una casa sobre un lago?

Kungsholmen es un distrito de Estocolmo, pero también es una pequeña isla sobre un lago. ¿Os imagináis viviendo en una deliciosa casa rodeada de agua? Definitivamente, nosotros sí. Kalle y Sara, fotógrafos de profesión, encontraron esta casa por casualidad, fueron a visitar una que no les convenció mucho. Justo al lado estaba este dúplex, que no tenían planeado ver, pero una vez dentro captaron el potencial de la vivienda.

La casa la vimos en la edición sueca de Elle Decoration y nos encantó la luz y los blancos de suelos, ventanas y paredes combinados con la madera oscura de algunos de sus muebles. Los techos de la casa son altos y las ventanas grandes, de estilo nórdico, para aprovechar cada minuto de sol. La construcción, de 1905, cuenta con estancias generosas y una azotea común donde Kalle y Sara disfrutan de muchas cenas durante el verano.

La cocina, sala de estar y el comedor están en la planta baja y los dormitorios en la alta. Los suelos, de madera blanca, están vestidos con alfombras, que le dan un toque acogedor y cálido. El mobiliario está compuesto por piezas de estilos muy diferentes que combinan sorprendentemente bien. Sillas de ratán o acero tubular, lámparas de estilo industrial, la cocina es de Ikea y algunos muebles de estilo clásico componen un conjunto original y confortable.

Como no podía ser de otro modo, las paredes se visten de fotografías enmarcadas en blanco y negro. Una de las piezas más originales que encontramos es la estantería junto a la chimenea, hecha a medida y compuesta de estantes, un escritorio, escalera y una pequeña leñera… no se puede decir que haya espacio sin aprovechar.

¡Espero que os guste tanto como a nosotros!

Fotos: Andrea Papini

No hay comentarios

Añadir un comentario