Fundas para sofás de Ikea, de lujo y made in Spain

Fundas para sofás de Ikea, de lujo y made in Spain

Lo confieso. Tengo un sofá de Ikea. Sí. Es cómodo, tiene el tamaño justo y… ¡lo mejor! ¡Se puede desenfundar! En mi casa hay niños, y con niños, no hay sofá que se resista. Y aunque sea decoradora y me guste más un tapizado que un amanecer, no sé qué hubiera hecho si mi sofá no fuera desenfundable.

Ahora bien, mi modelo de sofá se descatalogó hace años y aunque la estructura ha aguantado bien, necesita un importante lavado de cara. Aquí es donde aparece Telas del Sur, una tienda online 100% made in Spain que fabrica fundas para los sofás de Ikea, incluso los que ya no están en venta; porque un sofá dura años, como los más de diez que lleva nuestro Ektorp con nosotros. No disponen de todos los modelos de la firma sueca, pero si no encontráis el vuestro, no tenéis más que pedírselo. Si les hacéis llegar las medidas y otros datos, podrán añadirla a su catálogo.

Telas preciosas, algodones, terciopelos, lisas o con textura, el catálogo es fantástico, y lo mejor el trato personalizado de Sara, que mueve (y soy testigo directo) tierra, mar y aire hasta que encuentra el tejido adecuado, el mejor acabado, la funda adecuada para cada sofá.

Hace años, muchos años, os hablé de Bemz, una empresa sueca que por aquel entonces acababa de surgir, y que ofrecía fundas para sofás de Ikea desde Suecia. Muchos años han pasado desde entonces, muchos posts, y aún así ese sigue siendo el post más leído de Ebom, con diferencia, muy por delante de los demás. ¿Y eso qué significa? Pues que buscáis muchas veces fundas para sofás de Ikea, básicamente.

Fotos: 1, Remodelista; 2. Sunrise over Sea; 3. Dancingcameras; 4. Ebom.

Pero ¿y si ese servicio os lo puede dar alguien desde España? ¿Con una calidad excepcional? ¿Y buscando siempre la fórmula para ofrecer el mejor precio a sus clientes? Pues que no hace falta irse muy lejos. Con Telas del Sur encontráis un servicio online personalizado y una atención cercana, y además, con una vocación en firme por mejorar y aumentar su catálogo. Además, podemos comprar los tejidos para confeccionar otras piezas, si queremos, o para hacernos cojines, o incluso comprar los que ellos ofrecen de catálogo.

También disponen de una preciosa oferta de telas con estampados infantiles y ropa de cama para niños. Y pronto, una línea de cortinas y estores que nos van a sacar de más de un apuro.

En definitiva, que por muy low cost que sea nuestro sofá, siempre podemos alargarle la vida y engalanarlo con una funda preciosa. Yo desde luego lo tengo claro, porque siempre he pensado que mi sofá, cuando ya no presida el salón, será ideal para mis hijas adolescentes. Así que cuanto más dure mejor, y no me importa haber cambiado varias veces de funda, estarán bien amortizadas. ¿No creéis?

1Comentario
  • Ruth
    Publicado a 16:34h, 04 Mayo Responder

    Ole! Pues si que es un gustazo saber de ella! Porque como te he comentado en insta, soy de aquellas que si hace falta va con pancarta diciéndole a todo el mundo que mi sofá es de ikea.
    Curiosamente el post que más visitas tiene mi blog se llama; yo digo si al sofá de ikea kivik.
    Si han pasado los años y el sofá responde lo bien que esperabas de el, porque no alargarle la vida como dices tú?
    Me parece buenísima idea, ya nos enseñarás el resultado!
    Saludos linda!!!

Añadir un comentario