Lo de la bañera y la ducha nos acompaña en casa según las etapas vitales en las que estamos. Casi podemos indicar en qué período de su vida está una persona según veamos lo que pide para su baño, si bañera o plato de ducha.

  1. Los solteros o adultos sin niños apuestan por una cosa o las dos, según el tamaño de la casa. Si disponen de dos baños no se privarán del capricho de un baño relajante de vez en cuando, aunque a diario opten por la ducha.
  2. Las familias con niños pequeños querrán siempre un baño con bañera para poder bañar a los pequeños, pero a medida que estos crezcan y para aprovechar el espacio pedirán el cambio.
  3. Y a medida que mayores son los adultos desecharan por completo la bañera para poder optar por platos de ducha de fácil acceso y con una base rasa, a poder ser.

Estas necesidades de cada etapa o circunstancias son tan acusadas, que uno de los servicios que con mayor frecuencia se solicita en reformas menores es el del cambio de bañera por ducha. Las ventajas son muchas.

  • Mayor aprovechamiento del espacio,
  • Mejor mantenimiento,
  • Fácil limpieza,
  • Menor consumo de agua,
  • Mayor higiene.

Pero en esto como en todo, las opciones son múltiples y un trabajo de estas características puede variar mucho, dependiendo de cómo lo llevemos a cabo.

En bañeraporducha.com podemos encontrar toda la ayuda profesional necesaria para llevar a cabo esta pequeña reforma, desde el asesoramiento inicial hasta la instalación final. Con ellos podemos llevar a cabo desde un sencillo cambio de bañera por plato de ducha, hasta una reforma integral del baño. Una reforma en la que a menudo pensamos como un proceso funcional y en la que el diseño no tiene importancia, pero en la que podemos volcar toda nuestra imaginación para conseguir un espacio de ensueño.

Basta con tener en cuenta algunos elementos antes de empezar a buscar los mejores acabados:

  • Tomar medidas
  • Pensar en los desagües
  • Pensar en los accesos
  • Distancias y zonas de apoyo
  • Salpicaduras
  • Deslizamiento y apertura de las mamparas
  • Bocas de agua

Y finalmente, los detalles. Acabados en la grifería, revestimientos, acabados y complementos.

Y ahora… a pensar en el baño de vuestros sueños.