Esos cojines de terciopelo en la cama…

Esos cojines de terciopelo en la cama…

El fin de semana se nos acaba de terminar y yo sigo pensando en encontrar algún momento de descanso. ¿Por qué quién dijo que el fin de semana era para descansar? Puede ser para desconectar, eso lo admito, pero descansar… ¡Yo suelo necesitar un descanso los lunes!

Recuerdo cuando era más joven y solía disfrutar muchísimo de quedarme en la cama por las mañanas. Me despertaba a las ocho más o menos, abría las persianas, me preparaba un desayuno y me volvía a la cama, con periódicos, revistas, algún libro… ¡y me quedaba horas leyendo! Pero eso fue antes de que tuviera hijas, claro. Ahora no me dejan, me despierto a las 7 y a las 8 ya están levantándome de la cama. ¡Mamá, mamá, mamá!

Así que ahora han cambiado las tornas, y uno de los momentos que más me gusta del día es el de la noche, cuando llega la hora de acostarme. Y en vez de pasar horas leyendo por la mañana el finde semana, lo que intento hacer es irme a la cama en cuanto se acuestan mis hijas (¡pronto, por cierto!). Entonces cojo tablet, móvil, agendas y las pocas revistas que ya leo y me voy a la cama a aprovechar un rato de descanso, apoyada sobre un montón de almohadas y cojines, entre ellos algunos de terciopelo.

Así que cuando veo estas imágenes con estos cojines brillantes y preciosos, ¡no puedo evitar acordarme de mi cama! (Los míos son de Zara Home, por cierto…).

Fotos: 1, Fantastic Frank; 2, Traditional Home; 3, Freunde von Freunden via Lonny; 4, foto de Laure Joliet en My Domaine

No hay comentarios.

Añade un comentario