Antes de comprar una casa nueva…

Antes de comprar una casa nueva…

Cuando llega septiembre siempre arranca el período de iniciación de nuevos proyectos. Y aunque parezca una locura, para muchos puede ser momento de tomar decisiones muuuuuyy radicales. ¿Y cuál puede ser la más radical de todas? Pues la que implica la mayor inversión de nuestra vida, en términos económicos: comprar casa.

Comprar vivienda supone para muchos una decisión netamente económica, pero para otros, entre los que me incluyo, es una decisión en la que se vuelcan todas nuestras ilusiones y emociones. En la búsqueda de vivienda las opciones que barajamos son variadas. Desde los típicos portales inmobiliarios online hasta los muchos pisos de bancos, pasando por los carteles que encontramos por la zona e incluso el boca a boca entre amigos. Y cuando buscamos vivienda, lo hacemos pensando e imaginando la vida que después llevaremos en esa casa. Así que casi empezamos por el proyecto de decoración antes que por las valoraciones financieras. (En este artículo de Expansión encontramos algunos consejos muy útiles para tener en cuenta antes de comprar una vivienda)

boceto3_800x800

Sin embargo, esta actitud que puede parecer precipitada o impulsiva no es tan descabellada. Plantear las posibilidades reales que nos va a ofrecer una vivienda antes de meter de lleno todos nuestros ahorros en ella puede evitarnos muchos disgustos y decepciones.

Lo primero, es pedir los planos. ¿Cómo podemos valorar la viabilidad de una adquisición sin saber qué contiene exactamente lo que compramos?

alzados_y_plano

Es imprescindible definir un proyecto de distribución, aunque sólo sea someramente. Necesitamos saber con precisión las estancias que nos ofrecerá el nuevo espacio. Qué habitaciones queremos y cuáles son la que hay de hecho.

Por supuesto que después llegará la fase de evaluación de instalaciones y estructura. Un paso imprescindible que nos ayuda a prevenir disgustos enormes pero que no se puede anticipar con precisión. Lo importante es saber fecha de construcción, materiales, situación de las inspecciones, etc. Una conversación con el conserje sería de gran ayuda. Y si podemos acceder a algún vecino del inmueble ya sería de matrícula, pero no es una tarea fácil.

Cuando ya tenemos esta información podemos empezar a pensar en el proyecto de interiorismo. ¿Lo haremos nosotros? ¿Contratamos a un equipo profesional? ¿Lo dejamos para más adelante? (¡Sí, hay quien lo hace!)

telasendecoracion_ebom_7

Sea como fuere, cuando la compra ya está decidida el objetivo será crear ese espacio de nuestros sueños y si nos hemos asegurado de que podemos crearlo en esa vivienda, entonces tendremos más claro el siguiente paso.

Post_patrocinado_2

No hay comentarios

Añadir un comentario