No todo sale bien

De hecho, muchas cosas salen mal…

¿Por qué digo esto? Pues porque en estas fechas siempre toca hacer balance. Una vez que el curso termina es momento de repasar la trayectoria de ese «año lectivo» que se acaba. Y coincidiendo con el arranque del verano pues toca mirar atrás. Y muchas veces en estos períodos vemos balances súper positivos, en los que se ha aprendido mucho, se ha crecido, se han alcanzado tales objetivos, se ha conseguido tal o cual «contrato»… Bueno, pues este año a mí me toca decir que no todo ha salido bien, la verdad.

Realmente, me han salido torcidas muchas cosas. Increíble, no porque me salgan mal, que no es la primera vez ni mucho menos, si no porque todas se tuercen a la vez. Clientes descontentos, campañas equivocadas, colaboradores interesados, propuestas no definidas, etc.

balance_ebom_2016_4

Lo que sí es cierto es que justo hace un año las cosas rodaban quizá demasiado rápido. Y fue así durante unos pocos meses. Creo que entonces de algún modo pensé que la rueda avanzaría sola. Y claro que no es así. Pero me gusta reconocer que me he encontrado con muchas cosas que han salido mal, porque sencillamente quiero mejorarlas. O evitarlas. O eliminarlas.

Es cierto que «todo me ha servido para aprender», que no todo ha sido malo, que hay que contemporizar, etc. Y además os digo que en ningún caso han sido malas como para desmotivarme. Es más, incluso puede que tenga sentido el que hayan salido mal. Estamos creciendo y damos pasos adelante. Sí, es posible. Pero en parte me apetecía contaros esto porque a veces tengo la sensación de que las cosas se disfrazan demasiado de «buenismo» y «bonitismo», y ahora no me apetece disfrazarlas, porque me gustan tal y como están. A eso me refiero: sí, hay cosas que han salido mal, ¿y qué? ¿a nadie más le pasa? Vamos, que el que hayan salido mal no me desmotiva en absoluto. Tan sólo quiero reconocer que no todo sale siempre bien.

balance_ebom_2016_3

Desde luego, sé que no volveré a trabajar con algunas personas que se han quedado por el camino, estoy segura, pero no considero eso una circunstancia lamentable. En ningún caso he perdido las ganas, la ilusión, y además, ahora tengo más confianza en mi trabajo, porque en algunos casos sé dónde ha estado el fallo (en otros no, ni idea, pero han salido así y ya está).

De cualquier manera, seguimos al pie del cañón, porque si nos equivocamos (y nos damos cuenta, que a veces uno no se da cuenta…) pues rectificamos ¿no creéis? Y yo, desde luego, por aquí seguiré, intentando mejorar cada día y haciendo mi trabajo. (Vale, y en otro caso os hablaré de las cosas que Sí han salido bien, ¡que también hay unas cuantas!).

¡Feliz semana!

14 Comentarios
  • Virginia
    Publicado el 20:04h, 27 junio Responder

    Bueno algo de todo Sí ha salido bien ¿no?

    • Isabel
      Publicado el 20:09h, 27 junio Responder

      Jajajaja! Muchas cosas, pero creo que también está bien reconocer cuando hay cosas que salen mal!! ;))

  • Victoria
    Publicado el 21:20h, 27 junio Responder

    Todo lo malo es también bueno. Todo depende de la perspectiva. De esa cualidad has mostrado sobrada capacidad. Sigue así. Mi más sincera enhorabuena por tu trabajo, por tu web y por tu Perspectiva!!!!

    • Isabel
      Publicado el 12:50h, 28 junio Responder

      You are my guide, y lo sabes!!! 😉

  • Mi casa no es de muñecas
    Publicado el 09:20h, 28 junio Responder

    A mi me pasa Isa. Por supuesto que me pasa. Muchas cosas van mal y no siempre son bonitas, ni perfectas. Por mucho que por Instagram, Twitter y otras redes nos empeñemos en sólo contar «la verdad» a medias. Me alegra leer un post sincero (ya lo sabes) y me uno a él. No siempre sale todo bien, ni las cosas son perfectas aunque, por supuesto, eso no nos haga tirar la toalla. Al revés.
    Gracias por este post!! Y un besazo.

    • Isabel
      Publicado el 12:50h, 28 junio Responder

      Claro que seguimos adelante, Bea!!! Muacs!!

  • Belén
    Publicado el 09:52h, 28 junio Responder

    Buenos, yo siempre he admirado tu trabajo y pienso que lo haces muy bien. Pero valoro aún más que reconozcas que hay errores en el camino y cosas que no han salido como esperabas. Si todos reconociéramos que no todo es tan «bonitísimo» como parece, nos sentiríamos un poco más acompañados en el camino.
    Y ahora, ha seguir luchando…
    ¡Un abrazo grande!

    • Isabel
      Publicado el 12:51h, 28 junio Responder

      Claro que sí, Belén, mil gracias por tus palabras. Seguiremos avanzando, y siempre habrá cosas que salgan mal. Y por supuesto otras que salgan bien!

  • carolina
    Publicado el 12:22h, 28 junio Responder

    pues si… lo bueno es aprender de los fallos, los errores o simplemente reconocer que aquello que esprabamos como tal… no lo ha sido tanto. Y que cuando vuelva el lobo disfrazado de cordero… lo sabremos reconocer.
    me encanto la reflexion isa.

    • Isabel
      Publicado el 12:52h, 28 junio Responder

      Jajja! A algunos lobos los identificaremos, otros… Nos la volverán a colar! Pero bueno, mientras tanto seguimos disfrutando de cada cosa que hacemos!!! Un beso fuerte, Carol!

  • Fabi
    Publicado el 22:08h, 28 junio Responder

    Isa, hay un lado positivo. Ahora no sólo sabes a dónde quieres ir, sino a dónde no quieres volver! Un abrazo y mucho ánimo!

    • Isabel
      Publicado el 09:00h, 29 junio Responder

      Mil gracias, Fabi! Cuánto tiempo sin saber de ti!

  • Pingback:Último #decobrunch de la temporada | Ebom
    Publicado el 11:43h, 01 julio Responder

    […] alucinantes, tanto los protagonistas como los asistentes. Cuando el otro día os comentaba que no todo sale bien y que este año muchas cosas habían salido mal, me guardaba la oportunidad de contaros que […]

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.