Es inevitable. Cuando llega el verano y las noches de calor, hay que dar una vuelta completa al dormitorio para hacernos sentir más confortables. Ropa de cama fresquita (siempre en tejidos naturales), ventilador, visillos, ventanas abiertas y persianas bajadas. Fuera edredones y mantas, y como mucho, algún plaid de algodón. En el suelo, las alfombras también en tejidos frescos. Estas suelen ser las pautas básicas que seguimos en casa para las noches de verano (y funcionan, siempre y cuando las noches sean razonables y no suban de 25°!).

Para inspiraros, echad un vistazo a esta galera de 22 dormitorios con una decoración ideal para noches cálidas. ¡Os van a encantar!

(Fotos destacadas: 1, desconocida; 2, Jordi Canosa; 3, Villa Cyrene)

Dormitorio estilo isla griega

Es maravilloso y absolutamente refrescante este dormitorio en tonos blancos, con las paredes de yeso encalado y las contraventanas pintadas de azul suave. ¡Puro verano!
Foto de: Romain Ricard vista en 79 Ideas

Dormitorio de palacio de verano

Este cuarto de estilo inglés recuerda a los orígenes del shabby chic, con ese aire de residencia de verano, fresco y clásico a la vez. Todos los detalles son espectaculares, ¿no creéis?
Visto en: Sarah Klassen con foto de: Nuevo Estilo

Dormitorio contemporáneo y señorial

Una estructura imponente con un arco de entrada y altísimos techos, pero un conjunto sencillo y contemporáneo permiten mantener este dormitorio lo suficientemente fresco y ligero para las noches de verano.
Visto en: The Design Files

Dormitorio fresco y natural

La casa de Eugenia Silva en Formentera es todo un ejercicio de decoración fresca y natural al más puro estilo rústico chic, un auténtico paraíso para los meses de verano.
Visto en: Revista AD

Dormitorio en tonos suaves

Este dormitorio es uno de mis favoritos, por la suavidad de todo el conjunto, desde el medio tabique de obra hasta el cabecero, pasando por la combinación de tonos neutros y naturales.
Visto en: Mi Casa Revista

Dormitorio tipo suite

No en todas partes hace tanto calor y en algunas zonas, es imprescindible taparse incluso en verano. Este dormitorio elegante y sobrio es ideal para las noches en las que todavía hace falta una mantita.
Visto en: Nuevo Estilo

Dormitorio tradicional y relajante

Me encanta este dormitorio de casa de campo. Mezcla elementos tradicionales, como la colcha de flores o el cuadro del bodegón con un revestimiento continúo y toda una librería de obra que le dan un aire relajado y atemporal.
Visto en: Revista Nuevo Estilo

Dormitorio blanco absoluto con un punto de color

Este dormitorio es absolutamente relajante, con el color blanco suave predominante, la mosquitera recogida y la estructura de vigas, con el único contraste de los dos cojines rojos.
Visto en: The Style Files

Dormitorio con dosel en un granero

O algo así parece la estructura de madera que acoge este dormitorio. Parece el interior de un enorme granero reformado y pintado. El conjunto es espectacular y la cama ideal para las noches de verano.
Visto en: My Domaine

Dormitorio con tonos frescos y arco de piedra

Un conjunto sorprendente en este espacio en el que destacan los tonos frescos de la ropa de cama estilo shibori, frente a otros más tradicionales como los retratos y el medio archo de piedra que rodea la ventana.
Visto en: My Domaine con foto de Nuevo Estilo

Dormitorio con ropa de cama en degradé

En este dormitorio todo inspira frescura, desde la ligera ropa de cama que combina los detalles en estampado floral con el degradé rosa de la colcha, hasta la alfombra tipo kilim.
Visto en: Mi Casa Revista

Dormitorio en la buhardilla

Otro acierto total el de este dormitorio instalado en una buhardilla con techo en caída de vigas de madera, paredes de yeso encalado y pintado, cama sobre estructura de madera, todo muy blanco y con algunos detalles de color como los apliques Jielde.
Visto en: Mi Casa Revista

Dormitorio en tonos neutros y gorros de paja

La composición en este dormitorio es ideal, con los sombreros a modo de cabecero, las lámparas sencillas que cuelgan del techo y la ropa de cama en tonos blancos y suaves. ¡Un aire fresco para el verano!
Visto en: Domino

Dormitorio sencillo bajo la ventana

Un espacio pequeño no impide buscar soluciones creativas, como en este caso en el que se ha ubicado la cama bajo la ventana y se ha decorado el dormitorio únicamente con los objetos imprescindibles. Ropa de cama ligera y dos apliques dorados son suficientes para descansar las noches de verano.
Visto en: Domino

Dormitorio abierto al exterior

Rodeado por tres ventanas en una galería abierta al exterior, este dormitorio es ideal para las noches de verano, ¡sobre todo para aquellos a los que les gusta dormir con las ventanas abiertas!
Visto en: Domino con foto de Manolo Yllera

Dormitorio separado con cortinas

Dos puertas de vidrio vestidas con cortinas separan este ligero dormitorio del resto de la casa, y a su vez una pequeña ventana doble que se viste también con dos ligeras cortinas. Añadimos ropa blanca y pocos detalles más para un dormitorio de verano perfecto.
Visto en: Domino

Dormitorio de playa

Es el dormitorio de playa perfecto, en un pequeño refugio frente al mar. La utilización de los colores blancos y azules aportan todo lo necesario para crear un espacio ideal para el verano.
Visto en: Nordic Treats con foto de Remodelista

Dormitorio caribeño

Los colores intensos destacan en este dormitorio refrescante y de aire tropical, presidido por una gran cama vestida de amarillo. Las lámparas de vidrio que cuelgan del techo y las plantas de grandes hojas crean una simetría perfecta en una especie de paraíso de resort.
Visto en: Venue Report

Dormitorio tropical

En este caso, la madera tropical es la que destaca en el mobiliario en un dormitorio fresco y completamente abierto al exterior, y que pertenece a una casa brasileña, con revestimiento de hormigón y sólo vestido con algunas piezas de algodón ligero.
Visto en: Mechante Design con foto de Elle Decoration UK