La casa sostenible

La casa sostenible

Este mes me han invitado a participar en un reto muy especial y además esta vez es un trabajo que debemos hacer en familia. Se trata del nuevo #desafiocraftlovers de Handbox, que esta vez viene de la mano de Leroy Merlin. Vamos a trabajar sobre la sostenibilidad en nuestros hogares trabajando sobre un diario de reciclaje con algunas acciones muy sencillitas que llevaremos a cabo en casa.

Gracias a un pequeño libro, el Diario de Vega, estamos aprendiendo cosas nuevas que podemos aplicar en casa. Parecen obviedades, pero muchas se nos escapan. Por ejemplo, en casa nos gusta el agua fría y siempre tenemos agua en la nevera, pero muchas veces dejamos correr el agua del grifo hasta que salga fría, pensando que así está más fresquita. Sin embargo, teniendo la botella en la nevera, no tiene sentido. ¡Es un desperdicio innecesario!

lacasasostenible_7

Nosotros contribuiremos en la parte que nos toca, que es sobre aquellos cambios que podemos adoptar en casa para mejorar nuestra respuesta y nuestros impactos en el entorno. Es curioso, porque en realidad son acciones que además de tener impacto en el exterior, también inciden mucho en el interior, en una mejor calidad de vida dentro de nuestros hogares.

Es cierto que algunos cambios en casa conllevan dinero e inversión, pero hay cosas que siempre podemos hacer. En nuestro caso, podemos contribuir con materiales y distribución a mejorar el clima y la luminosidad de nuestro hogar.

lacasasostenible_1

Además, también vamos creando hábitos, como el reciclaje de los residuos, en los que educamos también a nuestras hijas. De la misma manera, aquellos que trabajamos con mobiliario sabemos que son productos duraderos, así que su ciclo de vida puede ser muy largo si empleamos la reutilización.

Nuestras actividades irán en esta línea, pero desde luego, hay muchas otras áreas en las que se puede intervenir. En las eco-opciones de Leroy Merlin podéis encontrar un montón de consejos.

[box]

Organización en casa

Tener la casa organizada ayuda a ahorrar mucho en tiempo y recursos, desde el orden, que evita que se nos pierdan cosas, hasta las tareas y los horarios, que nos ayudan a aprovechar mejor el tiempo. De esta forma, por ejemplo, podemos evitar encender luces innecesarias para ver en algunas estancias. Si el espacio está despejado, nos movemos mejor.

Cerramientos

Todos sabemos que un buen cerramiento nos ahorra mucho dinero en calefacción o aire acondicionado. El buen aislamiento permite crear atmósferas más limpias y más agradables. Lo primero son las ventanas, pero después podemos contribuir con otros materiales que nos ayuden a crear un espacio acogedor.

Climatización

No sólo por máquinas, también los textiles, los aislamientos, incluso la distribución ¿Sabéis por qué se solían tapizar las paredes hace décadas? No era por estética, era aislamiento. Las alfombras, los tejidos del sofá, las cortinas, etc. también contribuyen a crear una mejor climatización.

Materiales

En este caso, se trata de elegir. Optar por materiales con etiquetas que nos indican que han sido fabricados respetando el medioambiente y evitando productos tóxicos, no sólo contribuye a una mayor sostenibilidad, si no que además nos ayuda a cuidar de la salud de los que viven con nosotros.

Luz

Al pensar en el interior, diseñar o amueblar, debemos hacerlo pensando siempre en la manera de sacar el mayor rendimiento posible a la luz natural. Pensar en los colores, por ejemplo, de una pared en la que se refleja la luz del sol, nos puede ayudar a potenciar la luminosidad, la elección de las cortinas, la ubicación del mobiliario o de los espejos. Todo ello puede potenciar la luz natural y ahorrarnos el uso de luz artificial.

Agua

Lo más importante es gestionar el consumo. Aireadores en los grifos, rejillas en los desagües, sistemas termoestáticos, cisternas de doble descarga, ciclos de lavado ecológicos, etc. Son sistemas que nos ayudan a mejorar el consumo de agua, pero además están los hábitos razonables, que no cuestan dinero y ahorran: ducha en vez de bañera, electrodomésticos a tope de carga, grifos cerrados durante cepillados, etc.

 

Reciclaje, reutilización

Lo mejor es tener en casa un sistema de reciclaje de residuos que encaje con los hábitos de vida de la familia, cubos separados, etiquetas identificativas, turnos para llevar las basuras al contenedor, etc. Es el primer aprendizaje del que pueden participar los niños cuando aún son pequeños. Y si les hacemos partícipes lo interiorizarán como un elemento cotidiano.

[/box]

Si queréis conocer más acciones que podéis llevar a cabo, podéis solicitar vuestro ejemplar el Diario de Vega en hola@handbox.es y aprender a hacer vuestra casa más sostenible. ¡Vais a encontrar un montón de cosas que os van a sorprender!

Más adelante, os enseñaremos nuestro propio Diario de Reciclaje y las acciones que hemos incluido. En vuestro caso, ¿lleváis a cabo alguna de estas acciones? ¿creéis que hay alguna en la que debéis mejorar?

1Comentario
  • La casa sostenible: nuestro diario de reciclaje | Ebom
    Publicado a 09:50h, 15 Abril Responder

    […] este mes estamos participando en el #desafiocraftlovers de Handbox y Leroy Merlin con el tema de la sostenibilidad en casa. Entonces os indicaba algunas acciones que podemos realizar en nuestros hogares y espacios para […]

Añadir un comentario