Random, un proyecto de interiorismo vestido con telas

Ya sabéis que la semana pasada celebramos nuestro tercer decobrunch, en esta ocasión, Juan Luís Medina de Madrid in Love nos llevó por un recorrido completo a través del restaurante Random, uno de sus últimos proyectos.

El Random no es un restaurante, es un club, es un concepto. Su dueño, Esteban Arnaiz, creó tendencia con Le Cocó y El Columpio (ambos diseñados por Marta Banús), y con Random quería romper. Quería algo totalmente diferente, un espacio en el que la experiencia fuera única desde el momento en que se abriera la puerta.

Y así es con Random. Desde que uno entra por ese hall a pie de calle dominado por una enorme puerta con estructura de hierro. Las cabezas creativas de Juan Luis Medina y su equipo concibieron Random desde el principio como un espacio exclusivo que va más allá de la idea de un restaurante.

De hecho, existen tres zonas claramente divididas. Arriba, el restaurante propiamente dicho, un espacio abierto en el que se combinan estilos y ambientes. De frente, la terraza, dominada por los perfiles negros y a gran altura, un techo de cristal que en verano desaparece. Abajo, el Anónimo Club, que recuerda a los clubes clandestinos de los años 50-60.

La zona de restaurante se divide a su vez en tres cuerpos. La primera zona con mesas más pequeñas, una gran bancada de cuero, sillas tapizadas y butacas de madera pintadas, donde destacan las maravillosas luminarias. El suelo se reviste con un hidráulico de diseño propio. Desde esta zona se accede a la «tienda de campaña». Maravilloso espacio alargado revestido en techos y paramentos con una tela de diseño propio del estudio que combina con mobiliario en tonos ocres, sillas tapizadas en terciopelo, mesas con sobres de mármol negro y de nuevo una larga bancada en cuero. En la pared, una composición de espejos vintage. Y al fondo, el reservado. La pared revestida en teselas de piedra natural, el banco, más elegante, con tapizado con plisados en terciopelo amarillo, discretos apliques y dos mesas redondas, en este caso con sobre de granito. Maravilloso.

En la terraza, destaca el mobiliario de líneas frescas pero pintado en negro. Se repite el concepto de bancada, pero en este caso tapizado con una tela con diseño en zig zag. Las butacas de estilo Acapulco también son negras. Maravillosos los apliques con forma de pájaro. También la tela con la que se reviste la barra, con estampado de grandes hojas de palma. Gran parte de los textiles se han traído de Estados Unidos, con distintos acabados y texturas. Los textiles aportan una extremada calidez frente a la frescura del ladrillo de la pared, la forja de las ventanas y el suelo de loseta, que da continuidad con el exterior, al tratarse de una terraza.

Por último, el Anónimo Club, un espacio sofisticado, donde destacan los acabados en dorados y bronces. Una gran barra revestida en mármol y sofás perimetrales tapizados en terciopelo rosa combinan con una iluminación suave y la música de fondo. Todo este espacio se ha concebido pensando también en la música de ambiente. El conjunto de fotografías de desnudos, maravillosas, y la iluminación, focal y de ambiente, con un punto de luz en cada mesa, contribuyen a crear el ambiente de conjunto. Al fondo, el baño. Una pieza única. Una enorme pieza también revestida en mármol negro, acoge los lavabos, y en paralelo, una gran vitrina donde se expone una colección de botellas y frascos de vidrio. Ocultas en el revestimiento de la pared, las puertas que dan acceso a los sanitarios, vestidos a su vez con un maravilloso papel texturado y de estampado en tonos kakis.

Francamente, creo que el Random merece una visita sólo por disfrutar de su diseño y para anotar ideas decorativas. Nosotros tuvimos la suerte de hacerlo junto a su diseñador, Juan Luis Medina. ¡Espectacular!

Fotos: Isabel Escauriaza

4 Comentarios
  • transitoinicial.com
    Publicado el 10:45h, 10 marzo Responder

    No he estado aún, pero hará algunas semanas le dediqué un post y el sitio tiene pintón,
    una localización fantástica para vuestros DecoBrunch 😉

    • Isabel
      Publicado el 13:35h, 10 marzo Responder

      María, en tu próxima visita a Madrid, tienes que regalarte un paseo por el Random!!! Un besazo!!

  • Nazaret
    Publicado el 12:43h, 10 marzo Responder

    Tú lo has dicho. Espectacular. Me fascinan los pies de todas las mesas. Son maravillosas. Donde quiera que mire hay detalles exquisitos y el mobiliario es un deleite. El tapizado geométrico de la bancada amarilla me tiene loca. Muchísimas gracias por compartirnos este espacio. Ojalá viviera cerca, iría hoy mismo. Un abrazo.

    • Isabel
      Publicado el 13:34h, 10 marzo Responder

      Es verdad, la magia en este espacio está en los mil y un detalles y en la forma de crear un conjunto, un solo concepto! Un beso!

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.