A todo color!

A todo color!

Han tenido que pasar años para que vuelva a caer. No soy supersiticiosa, pero como te decía el día que te contaba los colores del verano, él es el rey. Y este verano no puedes quedarte atrás. Ha venido con más fuerza que nunca para demostrar a los que creen y a los que no, que es el color de moda.

amarillo1

Demasiado estridente, demasiado cantoso… Antes no se me hubiera ocurrido utilizarlo en mis estilismos ni en mi casa, aunque fuera en pequeñas dosis. Pero donde dije digo digo diego y este verano 2015 me propongo llenar mi verano (ya que gran parte de él lo pasaré delante del ordenador) del color del sol, de las margaritas, de las limonadas de verano, de los granizados…llenaré mi verano de amarillo.

amarillo2

El amarillo nunca fue de mi agrado. Pero últimamente, al igual que me ocurrió con el negro, he ido experimentando un amor exponencial hacia él. Quizás mi amor por el vintage, hace que me decante más por los ocres y amarillos más pálidos, aunque un amarillo chillón en una silla especial de jardín también me enamora.

amarillo3

Pero mi última obsesión deco, inspirada en dos sillones voltaire que pronto tendré en mi casa, son los sofás amarillos y por supuesto en uno de los tejidos que me vuelve loca : el terciopelo. Hacedme caso, esta tendencia aparentemente veraniega, la veremos también en los estilismos invernales más chic.

amarillo4

TIPS PARA COMBINAR EL AMARILLO

Pero no todo vale con este color. Hay que ser un tanto atrevido para utilizarlo y para qué negarlo, puede “cansarnos” su intensidad. Sin embargo puedes hacer que su combinación sea un éxito total.

– Combínalo con linos, turquesas y fucsias en verano: Este trío consigue una mezcla perfecta: alegre, atrevida y estilosa a partes iguales. Recuerda que no puedes usar con la misma intensidad los tres colores. Busca el color, el que le acompañará y el que estará presente sólo en detalles.

– En invierno usa terciopelos, berenjenas, y azul petróleo: los amarillos en invierno pueden aportar la calidez que necesitas. Combínalo con colores más oscuros pero en la mismas gamas que en verano.

– Siempre protagonista: piensa que lo uses donde lo uses llamará la atención. Así que dale el protagonismo que se merece a esa zona. Si eres conservador busca un objeto decorativo para poner en una mesa baja o hazte con cojines especiales. Si eres atrevido…¡a por todas! papeles pintados, puertas, sofás, alfombras…elige quién será el protagonista de tu hogar.

final

Si estás animado a usarlo me encantaría que me lo contases en los comentarios, ¿te atreves con el amarillo? ¿es realmente un color tan complicado? Si te encantan estas dosis de color, te animo a que te pases por nuestro rincón Provenzal www.1bonmoment.com y disfrutes de la nueva colección de verano “La Provenza a todo color” , ¡no te la puedes perder!

Sed felices y Bonne journée!

[author] [author_image timthumb=’on’]http://ebom.es/ebom/wp-content/uploads/2014/04/CristinaAlfaro_Unbonmoment_320x400.jpg[/author_image] [author_info]Cristina Alfaro es autora del blog Un bon moment. Es una apasionada de la decoración, la creatividad, la fotografía y el vintage.[/author_info] [/author]

2 Comentarios
  • carolina
    Publicado a 09:12h, 07 julio Responder

    a mi me encanta, porque le da un toque de luz, perfecto a cualquier interior. Ya sea en amarillo, o en mostaza… siempre hay que ponerle una pincelada a la casa.

    • Cristina Alfaro
      Publicado a 13:32h, 07 julio Responder

      Es verdad que da mucha luz, hace años el mostaza fue el rey de las paredes de muchas casas españolas y creo que por eso dejé de usarlo, pero ahora viene con aires renovados y me encanta!

Añade un comentario