Pon una mecedora en tu vida

Os presento mi nueva obsesión deco. Desde que vi cómo un conocido decorador encontraba una maravillosa mecedora vintage de hierro verde para su jardín, he sucumbido a sus encantos. Las también llamadas rocking chairs nacidas en el S. XVIII vienen con más fuerza que nunca y parte de su éxito radica en el placer y relajación que uno experimenta al mecerse en ellas.

mecedoras relax

Dicen que el mecer a los bebés les calma porque les recuerda al balanceo que tuvieron durante 9 meses en la tripa de sus madres. Y dicen también que cuando nos abrazamos un rato con alguien, tendemos a balancearnos también. Es relajante y natural, algo que todos hemos vivido. Es por ello que las mecedoras tienen algo más, no son un mueble cualquiera sino que transmiten paz.

mecedorasrelax2

En una silla normal podemos hacer muchas cosas: hablar, leer, trabajar...Sin embargo una mecedora es una pieza que lleva consigo actividades más relajantes. Seguramente en ella no te pongas a trabajar con el ordenador, pero quizás escuches música mientras te meces despacito tomando una copa de vino. Quizás no leas, pero le cantarás a tu bebé canciones de cuna mientras le meces y ambos disfrutaréis de ese momento.

Mecedora de rayas y de lunares

Andamos tan liados, tan preocupados por que todo sea práctico y por hacer 10 cosas a la vez, que a veces olvidamos el placer de centrarnos en realizar una sola. Puede que pienses que una mecedora no tiene sitio en tu casa, puede que pienses que no tienes tiempo de «relajarte», que no la vas a usar. Y eso, es una pena ¿no te parece?

decorar con mecedoras

Ojo que no estoy diciendo que ahora en cada casa tenga que haber una mecedora, pero si creo que puestos a invertir en un silloncito o silla estilosa para un rincón especial, esta sería sin duda mi elección. Además hoy en día las hay de todos los estilos así que no hay excusa! Por supuesto yo me quedo con las antiguas de verdad, sin renovar ni arreglar (muy estilo Un bon moment).

picasso y marilyn

Pablo Picasso y Marilyn Monroe en sus mecedoras

Yo aún no lo he experimentado, pero las he visto a cientos por los mercadillos de la Provenza. Así que cuando encuentre la mía, esa que me está esperando en alguna parte, os contaré mi experiencia. Pero estoy segura de que seré adicta a ella.

Nos vemos como siempre en la Provenza, en Un bon moment,

Bonne journée!

Las fuentes originales de las fotos las podéis encontrar en el tablero de Pinterest «Mecedoras» de Un bon moment.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://ebom.es/ebom/wp-content/uploads/2014/04/CristinaAlfaro_Unbonmoment_320x400.jpg[/author_image] [author_info]Cristina Alfaro es autora del blog Un bon moment. Es una apasionada de la decoración, la creatividad, la fotografía y el vintage.[/author_info] [/author]

3 Comentarios
  • THE JUJU HAT
    Publicado el 11:05h, 10 junio Responder

    Me encantan las mecedoras! mi tío siempre tenia una en su casa porque la usaba para estudiar cuando era joven… siempre que le íbamos a ver me encantaba sentarme en ella y mecerme!!! son geniales!
    bss!

    • Cristina Alfaro
      Publicado el 11:06h, 19 junio Responder

      Me alegro de que te gusten! Detrás de una mecedora siempre hay una gran historia, todo el mundo recuerda alguna a lo largo de su vida!

  • Pingback:Meciéndose entre flores | creciendoentreflores
    Publicado el 00:08h, 24 febrero Responder

    […] Pon una mecedora en tu vida […]

Responder a THE JUJU HAT Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.