El negro es el nuevo blanco

El negro es el nuevo blanco

Hace tiempo que experimento un amor especial por el negro. Es extraño como los gustos evolucionan a lo largo de nuestra vida, en función de lo que estemos viviendo en ese momento, experiencias vividas, la inspiración que tengamos alrededor…El caso es que yo nunca fui de negro (en cuanto a decoración se refiere claro), más bien todo lo contrario. Huía de ese color y pensaba que generalmente utilizarlo no era un acierto y que por encima de todo aportaba oscuridad.

Decorar en negro con estilo

Hoy todo ha cambiado. El negro es el nuevo blanco. La experiencia me ha enseñado que este color “de invierno”, el color de la tristeza y la oscuridad, es ahora un gran aliado del estilo que no falta en los espacios más chic de los interioristas. Sí, como lo oís. Quien quiera una casa con estilo, que incluya un toque de negro en alguna parte. ¡estilo asegurado! Como muchas cosas en decoración, me ha bastado hacer ensayo y error para comprobar el cambio que este color puede dar a cualquier estancia. Hoy hablaremos de algunas ideas concretas, para que podáis incluirlo sin miedo y con éxito!

estructuras en negro

Estructuras: Una de las grandes ideas de incluir el negro sin restar el potencial de luz y color que nuestra casa pueda tener, es utilizándolo estructuralmente. Es decir, incluirlo en puertas, tabiques, ventanas, etc…Si para el resto utilizamos tonalidades claras, tendremos un negro protagonista que no restará luz y además dará ese punto chic que buscamos.

negro en cocinas

Cocinas: Si tu cocina es blanca, estás de suerte. Una lámpara grande de color negro con algún otro toque del mismo color (como un aparador, una estantería pequeña, etc..) cambiará tu cocina por completo. Muchas veces es cuestión de dar protagonismo a una sola cosa, para que todo cobre sentido. (Puedes ver este post sobre cocinas negras que te encantará)

Negro y color

Salón y mucho color: incluir el negro en un salón y mezclarlo con color es todo una cierto. La regla de los contrarios funciona aquí a las mil maravillas. Al igual que mezclando muebles muy antiguos con otros más modernos, conseguimos un resultado equilibrado, con los colores pasa igual. Combinar el color negro con colores muy vivos, hace que esa “tristeza” aparente que el negro lleva consigo, desaparezca y quede perfectamente compensada.

Decoración en negro y colores neutros

Salón en tonos neutros: Al igual que mezclarlo con tonos vivos, crea un equilibrio visual, al hacerlo con tonos neutros ocurre lo mismo. Esta vez el negro cobrará más protagonismo al rodearse de paletas cromáticas más claras. ¡Me encanta incluirlo en lámparas, cuadros y muebles antiguos!

Muebles en negro

Muebles protagonistas: Hazte con esa silla de bistrot parisino que tanto te gusta, ese cabecero de cama, ese mueble zapatero un tanto rococó. Haz del negro un protagonista absoluto de tu espacio. Pero no te equivoques, para que sea protagonista basta con que esté sólo. Recuerda que menos siempre es más y busca busca y busca hasta que encuentres.. ¡el mueble perfecto!

Decorar en negro

Objetos protagonistas: Para los menos atrevidos esta es quizás, la mejor opción. Puede que un mueble negro sea demasiado para ti. En decoración, como en todo, se va progresando. Comienza con pequeños objetos, cuadros, lámparas y poco a poco te volverás más atrevido. Lo que antes te parecía impensable, lo “normalizarás” visualmente y pasarás a la siguiente etapa.

Espero que este pequeño homenaje al negro, os haga verlo con otros ojos y os animéis a incluirlo en vuestras casas!Nos vemos en Un bon moment que además tiene nuevo blog! Allí os espero.

Sed felices y bonne journée!

Fuente: puedes ver todas las imágenes en nuestro tablero de pinterest: NOIR

[author] [author_image timthumb=’on’]http://ebom.es/ebom/wp-content/uploads/2014/04/CristinaAlfaro_Unbonmoment_320x400.jpg[/author_image] [author_info]Cristina Alfaro es autora del blog Un bon moment. Es una apasionada de la decoración, la creatividad, la fotografía y el vintage.[/author_info] [/author]

1Comentar
  • A TODO COLOR
    Publicado a 06:01h, 07 julio Responder

    […] amarillo nunca fue de mi agrado. Pero últimamente, al igual que me ocurrió con el negro, he ido experimentando un amor exponencial hacia él. Quizás mi amor por el vintage, hace que me […]

Añade un comentario