Crumble de manzana, con potitos Naturnes

Crumble de manzana, con potitos Naturnes

Ya es 1 de diciembre, el mes de las fiestas por excelencia. Arranca con un puente, y después da paso a las múltiples cenas, comidas y meriendas familiares. La Navidad es un tiempo complicado, o lo adoras o lo detestas, pero aunque suene raro, yo ni lo uno ni lo otro. Me produce cierto vértigo tanta reunión y las niñas en casa tanto tiempo, pero por otro lado, quiero aprovechar el tiempo para disfrutar del invierno, de los paseos, de las conversaciones y un poquito, pero muy poquito, de comer. Y digo poquito porque de verdad que me tengo que poner seria y cuidarme un poco, y si no lo hago durante las fiestas, la curva sube din remedio.

crumble_manzana_2

Hace unas semanas, me invitaron a una presentación de la nueva gama de productos Nestlé Naturnes. Tuvimos la suerte de compartir un ratito con Samantha Vallejo-Nájera, que nos preparó unas cuantas recetas. Francamente, deliciosas. Yo me quedé especialmente prendada de una, el crumble de manzana. Por sencilla, por exquisita y porque vi que la podía preparar con mis hijas. No sé si a vosotros os pasa, pero en casa la repostería la tengo que cocinar con la ayuda de mis niñas, sí o sí. Y aunque a veces la gestión de equipos se hace un poquito… complicada, lo cierto es que a mí me divierte mucho. Por eso, cuando vi a Samantha preparar la masa con las manos pensé automáticamente en mis hijas.

crumble_manzana_8

[box type=”bio”]

Ingredientes para 6 raciones:

  • 180 gr. de harina
  • 120 gr. de azúcar
  • 120 gr. de mantequilla
  • 3/4 potitos de fruta Naturnes de Nestlé. Siguiendo el ejemplo de Samantha, elegimos los tarritos de manzana golden con plátano y el de manzana golden con ciruela (el primero algo más dulce)

[/box]

crumble_manzana_3

Elaboración:
De verdad que no podía ser más fácil. En un recipiente ancho se añaden la harina, el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente, más bien blanda, y se mezcla bien con las manos, moviendo constantemente la masa, (¡aquí el trabajo fantástico para los niños!), para que quede sin forma y como en migas.

Mientras precalentamos el horno a unos 160-180º.

Cogemos unos moldes individuales (pueden ser grandes, es sólo una cuestión de presentación), y los rellenamos algo más de la mitad con la fruta de Naturnes, para después cubrir con una capa de la masa.

Horneamos unos 20-30 minutos, dependiendo de la potencia del horno, a 180º (cuando vemos que la superficie está dorada es cuando lo sacamos). Una vez fuera, dejamos templar los crumble y para tomar, espolvoreamos con azúcar glass. Se pueden tomar templados o fríos.

crumble_manzana_1

¡Es facilísimo! En casa, la reacción ante los crumble fue desigual. A mis hijas… al principio les pareció muy rico, luego no tanto. Pero a los adultos nos encantó. Lo bueno es que es una receta súper sencilla (que pienso repetir). Y además, sana. Las frutas de Naturnes son sólo eso, fruta. Nosotros, que en casa siempre tenemos puré de manzana (no natural, lo siento…), tenemos la alternativa de tenerla con un punto más de sabor y totalmente natural. Para los que no sois muy cocineros, como yo, tener la opción de preparar estas recetas es un lujo. Y no creáis que la cosa se quedó ahí; Samantha preparó también una crema de guisantes con jamón tostado (¡deliciosa!) y una crema de pescado con mejillones al vapor, espectacular. ¡No me digáis que no son cenas para solucionarnos la vida!

crumble_manzana_7

Fotos y estilismo: Isabel Escauriaza de Ebom

6 Comments

Post A Comment