Verde y madera para un restaurante, por Masquespacio

En Ebom no suelo dedicar espacio a los interiores comerciales, aunque sí que tengo mis tableros en Pinterest dedicados a Interiorismo en Tiendas, Interiorismo en Espacios Públicos, Interiorismo en Oficinas e Interiorismo en Cafés y Restaurantes. El contenido de Ebom está más bien enfocado a la vida «doméstica», pero es que ayer, cuando vi las fotos de uno de los últimos trabajos de Masquespacio, no pude resistirme.

vv_201014_01-940x626

vv_201014_07-940x626

Muchos ya conoceréis algunos de los trabajos de este estudio de diseño multidisciplinar con sede en Valencia y que ofrece un servicio integral para crear experiencias vinculadas a espacios y marcas. Seguro que os suena una escuela de idiomas luminosa y llena de color, con las salas de reunión pintadas en degradado, o la tienda de gadgets de móviles, con diagonales coloristas. A mí se me quedan los ojos como platos cada vez que veo alguno de sus proyectos.

vv_201014_05-940x626

vv_201014_06-940x626

La semana pasada me topé con un pequeño bar en Alemania, que quizá os muestre más adelante; lo guardé como siempre en mis archivos. Pero esta semana cuando ya he visto este proyecto no me he podido resistir. ¡Tenía que compartirlo!

vv_201014_08-940x626

vv_201014_10-940x626

El proyecto responde al diseño de un bar-restaurante español en Oslo, Vino Veritas. En el interior, predominan dos elementos fundamentales: el color verde y la madera. A través de esa combinación el estudio logra integrar perfectamente el estilo nórdico con el mediterráneo en una fusión perfecta y llena de frescura.

retoque digital Carlos Huecas Arredondo

vv_201014_11-940x626

Pero además de estos dos elementos tan destacados, los detalles apoyan cada elemento estético y funcional con una fuerza increíble. El verde destaca en el tapizado de las sillas, pero además se ha creado un símil de terraza española utilizando las plantas como material de decoración. Se han utilizado en todos y cada uno de los paramentos. Se han colgado macetas de terracota, se han puesto enrejados y se ha combinado el patio andaluz con la cabaña escandinava.

vv_201014_02-940x626

retoque digital Carlos Huecas Arredondo

Las luminarias o lámparas se han vestido con pantallas de cestería, y la caña también se ha utilizado para revestir algunas paredes y para las esterillas de las ventanas. En otro de los paramentos se ha utilizado la baldosa de terracota, creando un juego que nos traslada automáticamente a las terrazas soleadas. Y todo ello casa perfectamente con la utilización de textiles de inspiración escandinava, para aportar más calidez al espacio, porque al fin y al cabo el local está en Oslo, donde el verano es más bien fugaz.

vv_201014_12-940x626

vv_201014_13-940x626

Fuera, el restaurante dispone de terraza, en un espacio que da a un jardín. ¿No os parece maravilloso?
Fotos: de David Rodríguez and Carlos Huecas para Masquespacio, visto en Contemporist

6 Comentarios
  • Énola
    Publicado el 14:02h, 21 octubre Responder

    Me gusta muchísimo! El detalle de los cestos colgados en la pared con vino y plantas es genial.
    Me parece un proyecto redondo.

    • Isabel
      Publicado el 21:33h, 21 octubre Responder

      A mí me parece espectacular, verdad Laura?

  • Pensamiento Diveregente
    Publicado el 21:00h, 21 octubre Responder

    Es bonito , sobre todo el exterior , como juvenil . Ahora no me representa a España, me transmite frialdad , muy nórdico . Por tener unas botellas de vino y unos helechos colgados no me dice que sea español. Le falta conectar , transmitir , llegar .

    • Isabel
      Publicado el 21:33h, 21 octubre Responder

      Este vez no coincidimos Pensamiento Divergente, pero me encanta tu opinión! 😉

      • Pensamiento Divergente
        Publicado el 01:23h, 23 octubre Responder

        Ya me imaginaba que no coincidiríamos , seguro estáis más habituadas a este tipo de decoración . Yo te doy mi opinión de lo que me transmite las fotos de este lugar y que no se corresponde a mi entender con su objetivo . Ahora , decorativamente es bonito , aunque esos bancos de madera sin una almohadilla para sentarse tiene pinta de duro,jaja. Con los cojines no basta.

  • deleite
    Publicado el 00:39h, 26 octubre Responder

    Una convinacion de materiales muy bonita con la que consiguen crear ambiente sin tematizar

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.