La Casita de Cabrejas en Cuenca

La Casita de Cabrejas en Cuenca

Como ya sabéis aquellos que me seguís por Instagram, el pasado fin de semana me fui de escapada improvisada con mi familia. Durante los pasados días he ido compartiendo fotos de lugar en el que nos alojamos, incluso pudisteis ver la suite el otro día en nuestra cita de Quedamos en… Sin embargo, todavía no os había confesado el nombre del hotel. Hoy os lo cuento.

la_casita_de_cabrejas_3

La Casita de Cabrejas es un pequeño paraíso escondido a 10 km de Cuenca. Un hotel rural especialmente pensado para descansar. Rodeado de árboles, pinos, manzanos, higueras y otras variedades que, honestamente, no tengo ni idea de identificar. Un alojamiento encantador que invita a disfrutar.

la_casita_de_cabrejas_20

Toda la decoración responde perfectamente al objetivo: una estancia en el campo, sin pretensiones, diseñada para no agobiar y para que cualquiera pueda sentirse como en casa. Las zonas comunes, con el gran salón y el comedor, son como el ideal del estilo rústico clásico, tremendamente acogedor. Todo evoca recuerdos y de verdad que la sensación es como estar en la casona familiar en la que te reúnes con tus parientes una vez al año. Dan ganas de pasar los días sin salir.

la_casita_de_cabrejas_15

la_casita_de_cabrejas_26

El salón principal está presidido por la zona de tertulia alrededor de la chimenea, pero la zona más disputada está al bajar el escalón. Pasar el rato leyendo al lado del enorme ventanal del salón es un auténtico placer.

la_casita_de_cabrejas_13

El segundo comedor es una ampliación perfectamente integrada en la parte posterior de la casa, un cubo de vidrio, revestido con madera de pino en el interior. Mis hijas estaban encantadas con el rincón de lectura a base de cojines que había en un extremo. ¡Tanto les gustó, que me han hecho plantearme algunas cositas para casa!

la_casita_de_cabrejas_23

Nos sentimos tan cómodos, que hasta las niñas perdieron miedo al perro y se hicieron amigas (a su manera) de Lola, siempre tranquila y agradeciendo cualquier muestra de cariño, girándose sobre sí misma y mostrando el lomo para que la hiciéramos cosquillas.

la_casita_de_cabrejas_5

El jardín es espectacular. El otoño es una suerte para disfrutar de luz, calidez y colores, pero la primavera-verano debe ser ya un espectáculo. No parábamos de imaginarnos las cenas de verano bajo el velador de enredaderas. Inocentes de nosotros, nos habíamos llevado hasta los bañadores, pero las piscinas sí son para el verano… únicamente. ¡Aunque no me digáis que no está preciosa toda cubierta de hojas!

la_casita_de_cabrejas_24

En definitiva, La Casita de Cabrejas nos pareció el destino perfecto para esas escapadas de desconexión. Ideal para ir con niños (aunque, como a nosotros, haya momentos en los que os desesperen…), para pasar un fin de semana en pareja o para ir con amigos y hacer excursiones por el entorno. ¡Muy recomendable!

5 Comments
  • Tu Cajón Vintage
    Posted at 09:58h, 30 Octubre Responder

    Es un lugar precioso, tengo muchas ganas de conocer cuenca así que me apuntaré el hotel por si…
    xoxo

  • Hampton SC
    Posted at 10:18h, 30 Octubre Responder

    Espectacular… Tomo nota ^-^

  • |Harmony and design|
    Posted at 11:35h, 30 Octubre Responder

    Qué maravilla, transmite una increíble calma y tranquilidad!!! Qué ganas de un finde así.

  • emmme studio
    Posted at 12:25h, 30 Octubre Responder

    Que maravilla de sitio Isabel! Nos encantaría poder estar allí ahora mismo 🙂
    Además justo hoy hemos publicado en nuestro blog un post sobre slow travelling y los alojamientos para este tipo de viajes y este lo cumple al 100%
    Un abrazo!
    Lara

  • Decorar con pufs: Trucos.
    Posted at 20:48h, 09 Marzo Responder

    […] sobre todo para mis hijas. Hace unos meses estuvimos pasando un fin de semana en un hotel rural (La Casita de Cabrejas), y tenían un rinconcito de lectura a base de cojines y pufs. Mis hijas se pasaban el rato leyendo […]

Post A Comment