Vaciado de calabazas para Halloween

Así pasamos la tarde de ayer, vaciando calabazas para la fiesta que hoy tendremos entre los vecinos. Los niños bajan por todos los pisos, disfrazados con sus pintas más tenebrosas, pidiendo caramelos. Pero lo primero es vaciar las calabazas durante la víspera.

calabazas_3

¿Alguna vez lo habéis hecho? Es uno de esos planes que se organizan para los niños y que acaban «disfrutando» los padres. Claro, diles a ellos que dejen de jugar cuando están todos juntos, y que quiten todos esos pelos asquerosos a las calabazas utilizando una cuchara. Pues como que no. Ni caso.

calabazas_2

calabazas_4

Así que como siempre nos toca a los papis hacer todo lo que sea necesario para que la fiesta hoy sea perfecta. En nuestro caso, cuando los niños han terminado de recorrer todos los pisos, nos reunimos en la casa social y organizamos una gran merienda. Ellos se ponen morados de chuches, a ver quién es el valiente que lo impide, y nosotros comemos alguna tortilla, salchichas, galletas y patatas fritas.

calabazas_5

calabazas_6

Pero lo bueno es empezar la víspera con el taller de vaciado de calabazas. Un rotulador, un cutter o una navaja, una cuchara, bolsas de basura y una hermosa calabaza redonda y naranja. Eso es todo lo que se necesita. Se recorta primero la cabeza alrededor del rabo y por ahí se van vaciando las pipas y la carne. Después se dibujan ojos, boca, nariz y lo que cada uno quiera, y se recortan con el cutter. Una velita por dentro y… voilá!

Una buena forma de anticipar la fiesta. ¿No os parece?

calabazas_7

calabazas_8

No hay comentarios

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.