El despacho del Embajador, por Olga Palmero

«El Despacho del Embajador era la única estancia de todo el edificio que aún permanecía amueblada, como si el tiempo se hubiese detenido ahí desde 1966. La mesa de reuniones de madera de cebrano con pequeñas sillas tapizadas a su alrededor, el imponente escritorio con un grueso cristal, el revestimiento de madera de las paredes, la moqueta y las caídas de las cortinas azul plomizo, las lámparas de cristal mate…¿Por qué cambiarlo todo, si es tan genuino? Hemos querido conservar ese aire tan británico, entre el clasicismo y la modernidad, manteniendo parte del mobiliario y remozando apenas los elementos más envejecidos, en un ejercicio estilístico para intentar reproducir cómo fue aquel despacho en su tiempo glorioso. ¿Cuántos asuntos diplomáticos y secretos de estado han pasado por aquí? Si las paredes hablasen…»

Con estas palabras, describe a la perfección Olga Palmero Mazón su propuesta de Casa Decor. A ella le ha correspondido decorar el despacho del embajador, y como ella señala, ha mantenido las cosas como estaban, pero transformándolo todo con su mano de decoradora como si de una varita mágica se tratara. El resultado, un increíble espacio de los años sesenta (bien podría ser el despacho de Don Drapper), con un indiscutible toque de elegancia, totalmente renovado y cargado de un aire british encantador. Maravilloso.

cad13-olga-palmero-1

cad13-olga-palmero-3

cad13-olga-palmero-2

cad13-olga-palmero-5-800

cad13-olga-palmero-7

cad13-olga-palmero-6

cad13-olga-palmero-8

cad13-olga-palmero-4

cad13-olga-palmero-9

Fotos: Casa Decor

No hay comentarios

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.