Tapetes de lino

Éstas son de esas cosas tan bonitas que una tiene en casa y que nunca sabe cuándo utilizar, por eso de las manchas… La verdad es que tengo una colección preciosa de tapetes de lino que me regaló mi madre y que estoy deseando lucir en alguna cena, pero ¡me da pánico!

No será la primera vez que estreno algo y se me mancha de vino, café, tomate o algún tipo de grasa o aceite.

Así que de momento, y a falta de poder lucirlos en una mesa, os los muestro aquí.

1 Comentario
  • tránsito inicial
    Publicado el 21:18h, 20 diciembre Responder

    Yo creo que a todos nos ocurre lo mismo, las piezas mas especiales son aquellas que nunca enseñas, tu muéstranoslos por aquí, que quede constancia de lo preciosos que son.

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.