No sé si me gusta: banco con mesas lack

Vuelvo al ataque con unos de mis «no sé si me gusta». Ya sabéis esas cosas que me llaman la atención, pero que no sé si me llegan a convencer.

Hoy el que os propongo es éste banco de terraza hecho a base de mesas lack de Ikea. La verdad es que la terracita me encanta y me gusta mucho la cortinilla, y creo que un banco ahí va estupendo. Pero, ¿tener que conseguir tantas Lack, y después desmontarlas y remontarlas, para hacer el banco? Mmmmm… creo que no sería mi idea. El resultado es creativo pero poco práctico, y además, necesita cojines porque será duro de coj… (¡lo siento, pero es que rima!)
Visto en: A Merry Mishap
4 Comentarios
  • Miss Marble
    Publicado el 09:36h, 30 septiembre Responder

    La verdad es que queda muy bonito, pero estoy contigo en que debe ser poco práctico y algo incómodo.
    Bss!

  • María
    Publicado el 12:15h, 30 septiembre Responder

    ay! es un poco tontería, no? y la pasta q te cuesta? no lo veo.. no lo veo.. lo veo como idea de marketing de Ikea buenísima, pero como particular… nonono…

  • Geo.
    Publicado el 15:10h, 30 septiembre Responder

    Que hermoso descubrimiento tu blog!! Es genial!
    Saludos desde Argentina!

  • Alicia
    Publicado el 18:50h, 30 septiembre Responder

    Yo creo que no funciona por el entorno, para lo poquito que se ve es algo más, no sé si llamarle rústico. Quiero decir que veo las tejas del tejado, el ventanal tradicional de cuadraditos (ya ves que vocabulario técnico…) en fin me parece demasiado trabajo para el resultado final, creo que luciría más en una casa de estilo más contemporáneo.
    Se me habrá entendido? hoy estoy un poco espesa…
    Besos

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.