Escapada a Marrakech

Para despertar el gusanillo de viajar un fin de semana de éstos y no echar tanto de menos las vacaciones.
Plaza Djemaa El Fna, ya sabéis, el punto de encuentro.

Montones de especias. Color y sabor.

Más especias, frutos secos, frutas dulces, puestos callejeros.

Y las motos… Hay más motos que rincones de especias.

De paseo por el zoco.

Se puede comprar… de todo.

La cena en Dar-Zellij, imprescindible, totalmente recomendable.

No hay comentarios

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.